Primer intento de tricotar maxi punto

Hace tiempo que llevaba obsesionada con el maxi punto o Chunky Knit. La culpa la tienen fotos como estas que andan dando vueltas por pinterest y que a mí al menos me tenían enamorada.manta-superchunky Este punto recibe este nombre porque se tricota con unos super ovillos, normalmente de lana merino, aunque también se pueden encontrar de otras calidades. Para hacerlo se emplean agujas muy gruesas, tubos de PVC o incluso los propios brazos. Y el resultado es tan chunky como parece: todo un gusto de esponjosidad y suavidad máximas.  Estaba decidida a intentarlo tras ver en este tutorial como esta chica se teje una manta en pocas horas solo con sus brazos, pero al final desistí al saber el precio de los ovillos. (En su página tenéis los precios y post con tutorial completo http://susimiu.es/lana-merino-xxl/)

E hice bien, como luego comprobareis! No soy una experta tricotando, tengo más bien poquita experiencia. Me enseñó a a hacer punto mi abuela cuando era pequeña y luego perfeccioné mi técnica en la clase de labor de 6º de EGB (dónde estará aquel jersey turquesa que hice). Pero a parte de estos pinitos y un par de bufandas no he hecho nada más en mi vida. Como os contaba ya había desistido del proyecto, pero en una visita al Tiger de mi barrio.: ¡Sorpresa! ahí tenían unos superovillos y agujas esperándome. Desde luego no eran tan superchunkys pero me pareció que estaban bien para iniciarme. Me lleve 3 madejas y una par de agujas de plástico del 25. Total 20 €

Lo primero que hice fue ovillar las 3 madejas ya que venían muy sueltas.img_20161204_165631
Mi idea original era tejer un plaid como los que había visto por internet y empecé montando más de 30 puntos en la aguja: error!! Era casi imposible de tricotar. Lo deshice y probé la técnica «brazil» (con los brazos). Debo de ser muy torpe porque se me dio aún peor. Así que finalmente decidí que un cojín era un proyecto muy digno para tricotar por primera vez punto así de grueso. Monté 16 puntos en la aguja, lo que calculé que me daría para hacer un cojín de 45 x 45 a una cara, y tras unas horitas de tejer punto liso lo tuve.

img_20161203_205655

Lo cierto es que no es demasiado sencillo, sobre todo conseguir que el punto te quede suelto.
img_20161204_091309
A mí ya de por sí me suele quedar apretado y a eso se unía que tal vez el hilo era demasiado grueso para esas agujas ( y eso que que son gordísisimas!!) Además las manos me terminaron doliendo un poco, aunque tal vez fuera la falta de hábito jeje. Tras rematar mi cuadrante lo cosí a mano sobre un cojín el mismo tono granate. img_20161223_114901Podéis hacerlo sin o con relleno, yo lo hice con relleno para asegurarme de que quedaban igualados todos lo lados. Al coserlo aproveche para esconder los hilos del inicio y remate así como la unión de los dos ovillos (consumí uno y medio).
¡Y esté es el resultado!

img_20161223_115301

No es una manta como tenía en mente, pero estoy orgullosa del trabajo y me sirve de experiencia si finalmente me animo al superknitting.

No me digáis que no queda de fábula con esta funda de edredón nórdico de Ikea? <3

¿Y vosotros habéis intentado tricotar lana así de gruesa? ¿Qué tal se os dio?

Deja un comentario