Una chaise longue donde apetece leer

Una chaise longue donde apetece leer

Esta chaise longue estaba estratégicamente situada en el mirador del salón. Un lugar ideal para descansar, leer, navegar tablet en mano  o simplemente dormir la siesta. 

La funda original de Ikea, estaba abolsada por el uso y tenía algunos enganchones, lo que hacía que el salón se viese descuidado y ya no fuera un lugar tan apetecible como antes donde dormitar.

Una nueva funda en está ocasión de un vibrante Pandora Granate y este rincón recupera todo su encanto y ¡hasta parece otro! Ahora sí: Benditas siestas